SOBRE MÍ

QUIÉN SOY


SOBRE MÍ

¡Hola!

Soy Tòfol Morey y me gusta contar historias. Me gusta más esa que cualquier otra definición.  ¿Por qué soy fotógrafo de boda? Os cuento: nací en el 85 y siempre me ha gustado realizar fotografías a nivel aficionado. A los 23 años me regalaron mi primera cámara réflex. Con ella empecé a tocar todas las temáticas posibles dentro de la fotografía y el vídeo, pero sobre todo, empecé a aprender. Poco a poco vi que lo que realmente me gustaba era realizar fotografía documental, o fotoperiodismo. Fotografías simples, con un punto de vista estético, sin flash, sin poses, buscando la naturalidad, la espontaneidad y el momento justo para conseguir una fotografía que transmita.

La fotografía de boda, tal y como la conocía, estricta y poco arriesgada, no me llamaba la atención. Hace relativamente poco descubrí el fotoperiodismo de boda. Reportajes muy alejados de las típicas fotos de boda que casi todos conocemos con poses forzadas y poca naturalidad. Afortunadamente el fotoperiodismo de boda está cada vez más presente.

Poco a poco fui descubriendo auténticas maravillas de fotógrafos dentro del mundo de las bodas con los cuales sí identificaba totalmente mi estilo, así que sin dudarlo enfoqué toda mi energía (y un poco de dinero) hacia poder conseguir esas fotografías que tanto me gustaban. Desde entonces intento estar en continuo aprendizaje  junto a los mejores, referentes mundiales dentro de este nuevo estilo de fotografía de boda (por suerte muchos son españoles).

Digo que soy fotógrafo de boda porque no quiero engañar a nadie y es lo que realmente me apasiona. ¿Con ese estilo se pueden realizar otros reportajes que no sean una boda? Sí, siempre que se busque una fotografía natural. Un bautizocomunión, fotografía de pareja, reportaje familiar y sesión personal podrían ser un ejemplo si lo que se busca es captar las emociones y que cada fotografía sea un recuerdo único. Si buscan fotos de estudio con flashes y mil artilugios y que luego con el photoshop os deje una piel de porcelana seguramente encuentren profesionales más preparados. He realizado este tipo de fotografía, pero no es lo que me gusta y no sería honesto no decirlo.

Me encanta el reportaje fotográfico, contar historias con mis fotos, la sensación de saber que es necesario captar una imagen que cuente algo y que tan sólo dispones de unos segundos para conseguirla. En mis reportajes intento dar un valor añadido, un punto de vista más personal. Intento contar una historia centrándome principalmente en las personas y que las fotos transmitan lo que están sintiendo sus protagonistas. Por eso, creo que mi manera de trabajar se compone de dos estilos fotográficos como son la fotografía artística y la fotografía documental.

 

 

SOBRE MÍ